•  
  • Síguenos:

Compare Inmuebles

¿Qué hacer si perdiste las escrituras de tu propiedad?

¿Qué hacer si perdiste las escrituras de tu propiedad?

Las escrituras de un inmueble sirven para garantizar, validar y dictaminar los derechos de propiedad de tu vivienda.

Una de las primeras sugerencias de prevención ante hechos fortuitos, desastres naturales u otras circunstancias catastróficas es guardar apropiadamente los documentos importantes, como las escrituras de tu departamento en Ciudad de México. A continuación, te sugerimos qué hacer cuando éstas se pierden y necesitas comprobar que eres dueño de un inmueble.

De acuerdo con las leyes mexicanas y códigos civiles de todos los estados, el documento para determinar la propiedad de un inmueble es una escritura pública inscrita en el Registro Público de la Propiedad de tu localidad, con un respaldo administrativo; es decir, una boleta predial que está registrada en un padrón catastral.

En algunos casos, los códigos civiles permiten la demostración de propiedad a través de un contrato privado, cuyas firmas hayan sido ratificadas ante algún fedatario o alguna autoridad administrativa, que esté inscrito también en el Registro Público de la Propiedad. El procedimiento indicado varía dependiendo de si tu inmueble se encuentra escriturado o no.

Propiedad escriturada o no

Si tu propiedad está escriturada y perdiste tus documentos, no te preocupes, puedes recuperar las escrituras con el notario con quien realizaste el trámite, pero sólo si éste fue hecho hace no más de cinco años como regla general.

En caso de que haya transcurrido más tiempo deberás acudir al Archivo de Notarías o al Registro Público de la Propiedad de tu localidad o estado. Para acceder a tus escrituras, debes contar con el nombre y número del notario ante el que se realizaron, así como el número y fecha del instrumento público.

Si tu propiedad está hipotecada, el banco o la institución de vivienda a la que pertenezca debe contar con esta información para recuperar tu escritura.

Las boletas prediales también pueden ser recuperadas en las tesorerías u oficinas catastrales de tu localidad.

Por el contrario, si tu propiedad no está escriturada, deberás acudir a un notario para que te brinde asesoría sobre los pasos a seguir.

Para comprobar la propiedad del inmueble, es posible apoyarse en el plano del padrón catastral, licencias de construcción y alineamientos de numeración, esto para entablar un juicio que permitirá probar la propiedad, así como otorgar y firmar la escritura.

Si tu propiedad no ha sufrido daños, pero no la has escriturado, se recomienda regularizarla lo antes posible, para lo cual primero hay que acudir con un notario para que compruebe aspectos básicos del inmueble.

Entre los rubros que debe verificar el notario, está el nombre de quién está inscrito en el Registro Público de la Propiedad, que no exista un juicio sucesorio inconcluso, que la propiedad no tenga una hipoteca y se halle en una situación fiscal regular y que en ambos rubros haya modo de acreditar la forma de pago.

En caso de que sea un departamento en Ciudad de México que tenga un dueño previo, el propietario actual y el anterior deberán acudir ante el notario y reunir los documentos requeridos para la escrituración.

Así, el dueño anterior debe presentar escrituras previas de la propiedad, identificación oficial, RFC, CURP, acta de nacimiento, acta de matrimonio, de divorcio o de defunción en su caso, comprobante de domicilio, predial y agua de cinco años, entre otros documentos.

Por parte del comprador o dueño actual, se requiere una identificación oficial, RFC y CURP, acta de nacimiento, de matrimonio y demás documentos que en cada caso concreto le solicite el notario consultado.

Una vez con la documentación completa se procede a la firma de la escritura, la cual se asienta en el protocolo del notario. Posteriormente, el notario expide una escritura y ésta se inscribe en el Registro Público de la Propiedad.

Ante todas estas diligencias descritas en las líneas anteriores, la asistencia de un notario es verdaderamente útil, ya que es tu mejor aliado para proteger tu inmueble. Acude a él para obtener información de cómo realizar una compraventa segura o revisar la situación actual de tu patrimonio.

En síntesis, en caso de perder las escrituras de tu propiedad, debes primeramente acudir con un notario.

Al realizar la adquisición de un departamento en venta en Ciudad de México, es obligatorio que el proceso sea llevado por un notario, por ende, podrás acudir al Archivo General de Notarías o a los registros locales para que ellos te presten apoyo.

Pero, para que te puedan dar una reposición en alguno de los organismos de apoyo, tienes que contar con la siguiente información:

  • Nombre y número del notario.
  • Número y fecha de la realización de las escrituras.
  • Número y fecha de instrumento público.

Si no cuentas con estos datos, aún tienes la alternativa de usar una boleta predial, la cual la debes solicitar en las tesorerías u oficinas catastrales de tu localidad.

De igual forma, si tu propiedad está hipotecada, será mucho más sencillo. Ya que, solo bastará con que acudas a la institución que tiene la documentación de tu propiedad y solicitar una copia de las escrituras, la cual te fue solicitada al concederte la hipoteca.

Si bien, recuperar las escrituras es relativamente sencillo, siempre será mejor tener un respaldo digital, ya que, esto te evitará tener un gasto extra e inversión de tiempo, los cuales, siempre podrás aprovechar mejor en otras cosas. En cuanto recuperes tus documentos, haz una copia electrónica y guárdala en la nube, con lo que siempre y desde cualquier dispositivo podrás tener acceso a este importante documento.

Asimismo, gracias a la tecnología, ahora puedes revisar y hacer pagos a través de los portales de cada una de las dependencias de gobierno, también a través de estos portales puedes solicitar certificados digitales que pueden ser de gran utilidad para otros trámites relativos a tu propiedad.

Tener una cultura del resguardo de documentos legales de valor te ayudará a evitar trámites innecesarios y aprovechar sus beneficios. Los expertos aconsejan que al guardarlos fuera de casa, debes ser muy precavido.

Recuerda, no olvides dejarnos tus comentarios o preguntas sobre este importante tema.

 

 


img

DGVIT IT

    Publicaciones relacionadas:

    ¿Es más conveniente comprar una propiedad lista o un terreno para construir?

    En líneas generales, siempre se tienen dos opciones para que adquieras tu casa. La primera...

    Continuar leyendo

    Inspecciones requeridas al comprar una vivienda nueva o usada

    Tu interés por adquirir un departamento nuevo o usado con cierta antigüedad de haber sido...

    Continuar leyendo

    ¿Rentar o comprar? ¿Qué debo hacer?

    En esta entrega, queremos darte a conocer algunas ideas que te servirán eficazmente para hacer de...

    Continuar leyendo

    Unirse a la discusión