•  
  • Síguenos:

Compare Inmuebles

Rentar casa o departamento, ¿cuál es la mejor opción? #infografía

Escoger un lugar para vivir es una de las decisiones más importantes que debes tomar. Tienes que considerar muchos factores como si te conviene más rentar casa o departamento. Cada una estas opciones tiene sus ventajas y desventajas. En www.citymax-mx.com hablaremos sobre las características de cada uno para que escojas el lugar ideal para ti.

¿Cómo saber si te conviene rentar casa o departamento?

Al momento de escoger entre rentar una casa o un departamento debes considerar cuánto tiempo piensas vivir allí, cuántas personas se mudaran contigo. No es lo mismo tomar esta decisión si estás soltero, si te piensas mudar con tu pareja o, incluso, si ya tienen hijos. La necesidad de espacio y comodidad será distinta en caso.

Tu estilo de vida también será determinante. Si eres de las personas a las que les gusta dar fiestas, una casa ofrecerá más ventajas que un departamento, por el tema de la privacidad y no tener que preocuparte por molestar a los vecinos.

Si sueles llegar tarde un departamento es más seguro. La ubicación es otro de los elementos importantes. A quienes quieren vivir en una zona céntrica también les conviene este tipo de inmueble, de hecho, esta una de las razones por las que rentar departamentos es tendencia. En cambio, las casas están más alejadas del alboroto urbano y están en zonas más tranquilas.

Cada caso es distinto y la decisión dependerá de lo que más te conviene. Pero en @CityMaxMéxico queremos ayudarte, por eso te mostraremos las ventajas y desventajas de cada alternativa para aclarar un poco tus dudas.

Vivir en una casa o en un departamento

Espacio

Entre las ventajas de vivir en una casa es que estas son más espaciosas que los departamentos. Podrás tener habitaciones separadas, lo cual significa más comodidad y privacidad. Por ejemplo, si sueles trabajar desde casa podrás escoger un lugar para instalar una oficina sin que nadie te moleste. En cambio, en un departamento, lo más probable es que tengas que hacerlo en el mismo lugar donde está el televisor.

En las casas también hay mayor lugar de almacenamiento que en un departamento e incluyen garaje o lugar de estacionamiento. Sin embargo, no todo es perfecto. Al ser más grande el costo de mantenimiento y el dinero que necesitas para equiparla es mayor, aun cuando no utilices todo el lugar.

Ahora, el hecho de que los departamentos tengan un espacio más limitado, no quiere decir que todo sea negativo. Tienes más opciones para elegir la cantidad de habitaciones que quieres, hay más lugar para la convivencia e interacción entre los habitantes. Las mismas limitaciones te obligarán a tener solo lo que necesitas, por lo que podrás organizar mejor.

Al contrario que las casas, tienen menos lugar de almacenamiento, aunque tienen unidades aparte que pueden elevar el costo de la renta del inmueble.

Ubicación

Siempre que busques una casa en venta o para rentar fíjate muy bien dónde está ubicada, lo mismo si es un departamento. Lo básico es que esté cerca de servicios de salud y educación, transporte público y accesible a zonas comerciales.

Por lo general, las casas están lejos de los centros urbanos lo que hace que la zonas sean más tranquilas. Es difícil encontrar una casa en el centro de la ciudad. Contrario a lo que sucede de los departamentos, porque gran parte de los desarrollos de este tipo se construyen hacia esa zona. De manera que están cerca no solo de transporte sino también de muchos lugares de entretenimiento.

Privacidad

Cuando nos referimos a la privacidad las casas llevan la delantera porque no compartes paredes con los vecinos. Tampoco el techo o el suelo, como sucede en un departamento. Al entrar y salir también es menos probable que te encuentres con tus vecinos. Dentro de la misma casa, al tener más espacio habrá más privacidad.

Dentro de una casa podrás establecer tus propias reglas, mientras que en el departamento tendrás que ajustarte a las de la comunidad.

En los departamentos este es otra de las limitantes más comunes. Solo hay una pared que te divide de tus vecinos, por lo que el ruido se convierte en un problema. También los verás más a menudo en los pasillos o el ascensor, lo que no tiene que ser una desventaja. Al contrario, al estar en lugar más transitado, te sentirás más seguro y la comunidad suele ser más unida en los edificios de departamentos.

Jardín para las mascotas y niños

Las familias con mascotas o niños -o ambos- pueden estar más cómodas en una casa con jardín. De esta manera tendrán su propio espacio para jugar y, en el caso de los animales, tendrán un lugar para sus necesidades. Si a ti mismo te gusta disfrutar un poco de aire fresco, podrás sentarte al jardín.

Los propietarios son flexibles con los requisitos para rentar casa, cuando de mascotas se trata. Si bien es cada vez más común tener mascotas en el departamento, tienes que buscar bien un lugar donde te permitan hacerlo.

El tema del jardín se complica cuando hablamos del mantenimiento. Como arrendatario eres quien lo disfruta, por lo tanto te tocará darle el cuidado correspondiente, aunque también puedes contratar un jardinero.

Los departamentos no tienen jardín propio. Es posible que tengan una terraza o balcón en el que te puedas relajar sin preocuparte por el cuidado del jardín. También puedes utilizarlo para crear tu propio huerto.

Amenidades

Las casas por lo general no tienen las amenidades de las que sí se disfrutan en un departamento. Hay edificios que ofrecen gimnasio, albercas, terrazas y otras áreas comunes de las que pueden disfrutar los inquilinos.

Claro, que si lo que buscas es renta de casas o departamentos baratos, tienes que tener en cuenta que mientras más comodidades, el precio será más alto.

Limpieza y mantenimiento

Al ser más grande, las casas requieren de mayor mantenimiento que un departamento, donde el espacio será más pequeño. También hay servicios, como el de recolección de basura, que se pagan entre todos los habitantes, por lo que significa un ahorro económico.

Sin embargo, hay otros puntos a tomar en cuenta. En una casa estableces tus reglas, el mantenimiento lo haces cuando quieras. En cambio, en un departamento debes hacerlo en los horarios permitidos. Por ejemplo, no puedes hacer reparaciones ni ponerte a aspirar el piso en horas de la noche porque molestarás a los vecinos.

Servicios

Los servicios suelen ser más caros en una casa que en un departamento. En este caso, algunos de los gastos bajan porque se dividen entre todos los habitantes. No obstante, vivir en departamento implica asumir gastos comunitarios que no tendrías que pagar en una casa. Al respecto, es importante dejar claro con el propietario a quién le corresponde pagarlos en el contrato para rentar.

Libertad de decoración

En los complejos de departamentos hay más restricciones cuando se trata de personalizar el lugar. En la mayoría de los casos, el exterior de cada unidad debe permanecer igual, y en el interior tampoco se pueden hacer grandes cambios. Si el propietario te lo permite es posible decorar un poco a tu gusto, pero no podrás hacer modificaciones estructurales.

Vivir en una casa te da más libertad en la decoración, aunque el tema de los cambios a la estructura también está limitado. Será más sencillo llegar a un acuerdo con el propietario para modificar la apariencia exterior, por ejemplo.

Costos

Por último, tenemos que referirnos al costo que implica vivir en alguno de estos tipos de vivienda. Si tomamos en cuenta los puntos anteriores concluimos que es más costoso rentar una casa que un departamento, y es así en la mayoría de los casos.

Además de los servicios y el precio de la renta hay otros puntos a considerar. Entre ellos tenemos el seguro de inquilinos para asegurar las pertenencias que tengas dentro del inmueble. En este caso las pólizas suelen ser más económicas si rentas un departamento que en una casa.

Otra de las diferencias que destacan al vivir en una casa o un departamento es que en el primer caso estarás a cargo de la administración del inmueble. Debes asumir la responsabilidad por lo que suceda y buscar soluciones por tu cuenta. Si te gusta el control, esta es la mejor alternativa. En los complejos de departamentos tendrás el apoyo del conserje y la junta de condominio a quien puedes recurrir ante cualquier situación.

No todo es perfecto, ¿o sí?

Buscar un lugar perfecto, que cumpla con todas tus exigencias es una utopía. En algún punto tendrás que ceder para encontrar el inmueble que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu familia.

Lo positivo es que puedes buscar alternativas para suplir eso que le falta a tu hogar. Por ejemplo, si escogiste rentar un departamento, pero te gusta estar al aire libre, puedes ubicar un parque cerca para disfrutar de la naturaleza.

En una casa puedes ahorrarte tiempo de limpieza y organización si distribuyes las responsabilidades entre los miembros de la familia. Lo importante es buscar la forma de adaptarte y disfrutar de tu hogar.

Si buscas una casa o departamento en renta en Ciudad de México, contáctanos y con gusto te ayudaremos.

¿Ya decidiste si quieres rentar casa o departamento? Esperamos que este post te haya sido de utilidad. Compártelo con otras personas que como tú, se estén enfrentado a esta decisión.

Rentar casa o departamento, ¿cuál es la mejor opción? #infografía
Fuente infografía


img

DGVIT IT

    Publicaciones relacionadas:

    Qué es el impuesto de libertad de gravamen y para que me puede servir

    En el instante en que decides adquirir un departamento en Delegación Miguel Hidalgo, existe una...

    Continuar leyendo

    Quiero hacer una promesa de compra-venta ¿Cómo hacerla?

    Cuando logras encontrar la vivienda ideal para comprarla, sin duda alguna que, has alcanzado un...

    Continuar leyendo

    ¿Vender tu propiedad? Ten al día estos documentos

    Al iniciar el proceso de venta de tu departamento en CDMX debes hacer una revisión de los...

    Continuar leyendo

    Unirse a la discusión